Uno de cada cuatro españoles se olvida de cepillarse los dientes durante las vacaciones de verano


El verano es sinónimo de descanso y de ruptura de las rutinas que nos acompañan todo el año. Pero algunas, especialmente las relativas a nuestra salud, tienen que seguir siendo eso, rutinas. A muchos en el verano se les olvida cepillarse los dientes; concretamente, uno de cada cuatro españoles deja de lavarse los dientes total o parcialmente durante sus vacaciones.

La época de vacaciones es una de las de mayor riesgo para la salud bucal. Esta falta de limpieza bucal se achaca a distintos factores como el cambio de costumbres, la modificación de los hábitos de vigilia y sueño o el olvido del cepillo de dientes cuando salimos de casa. Por ello, dejamos de cepillar los dientes de forma continuada o disminuimos la frecuencia con la que debería realizarse.


Los más “olvidadizos” son los jóvenes frente a los adultos, y los hombres frente a las mujeres.

El problema es que, como explica el director médico de Laboratorios Lacer, Javier Mira, el olvido de los buenos hábitos tiene lugar en un momento en que bebemos más bebidas azucaradas y comemos más helados.

“La época de vacaciones es una de las de mayor riesgo para la salud bucal, ya que es muy propicia para el abandono temporal de los hábitos de higiene diaria. Si a esto añadimos el abuso de bebidas azucaradas y helados; el aumento en el consumo de tóxicos como café, tabaco y alcohol y una alimentación desequilibrada, estamos favoreciendo la proliferación de microorganismos en la boca”, afirma Mira.

La placa dental crece y se extiende

Como consecuencia de la falta de cepillado se produce un aumento de enfermedades. Cada día formamos la placa dental compuesta por detritus de comida que se infectan por las bacterias contenidas en la boca o por aquellas que provienen de los alimentos.

La placa dental debe eliminarse cada día, si no puede causar enfermedades periodontales. El doctor explica que “esta placa dental debe eliminarse cada día, si nosotros nos la dejamos, se extiende por todos los dientes se puede producir una inflamación dental que puede derivar en gingivitis, enfermedades periodontales e incluso la perdida de alguna pieza dental”.

Además, la permanencia prolongada de esta placa supondrá la aparición de sarro, manchas bucales y el mal aliento. La placa produce un descenso del nivel de PH de los dientes que hace que el esmalte dental sea más vulnerable a las caries.

El verano influye en la salud de nuestra boca de otra manera. Durante los meses de estío, el incremento de las temperaturas puede provocar cuadros de deshidratación, con un efecto directo sobre la salud  de la boca.

Al deshidratarnos disminuye nuestra capacidad de salivación. Del mismo modo la saliva pierde parte de su capacidad como desinfectante local, dando lugar a procesos de gingivitis y periodontitis. Las personas que sufren este tipo de enfermedades no tienen duda: siguen cuidando la higiene bucal porque conocen los riesgos.

La higiene bucal de los españoles

Según un estudio realizado por la Universidad de Santiago de Compostela, los navarros y los andaluces son los españoles que peor higiene bucal presentan, ya que poco más de la mitad de su población se cepilla los dientes después de cada comida (un 53,6% de los navarros y un 53,7% de los andaluces).

 

Islas Baleares
Es la comunidad autónoma donde más veces se cepillan los dientes a lo largo del día. De hecho, un 77% de los baleares lo hace siempre después de cada comida.


Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/1121728/0/higiene-bucal/verano/consecuencias/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s