Ortodoncia… ¿En todas las edades?

En el pasado, los brackets eran cuestión de adolescentes, pero con la creciente moda de la sonrisa perfecta, cada vez más personas, de todas las edades, acuden al ortodoncista para comenzar su diseño de sonrisa allí.

Aunque alrededor de la ortodoncia ha surgido un buen número de creencias, lo cierto es que se trata de un procedimiento que por su naturaleza y objetivos está hecho para niños, adolescentes y adultos; incluso para personas de la tercera edad. La razón es sencilla: el objetivo de la ortodoncia, en casi todos los casos, es mejorar la estética facial y corregir irregularidades dentales.

Se puede hacer ortodoncia a cualquier edad: en un adolescente o un adulto, y hasta en el adulto mayor. La única limitación que impone este tratamiento es que el paciente no tenga un buen soporte de hueso y de encías, o que éstas no se encuentren sanas”, asegura la doctora Marta Lucía Villegas, ortodoncista miembro de la Sociedad Colombiana de Ortodoncia.

De acuerdo con la especialista, uno de los mitos más comunes sobre los brackets, y que sigue  arraigado en el imaginario de algunas personas, dice que es clave ponerlos en la adolescencia, pues “los dientes se mueven con mayor facilidad en esta etapa”. La doctora Villegas lo niega rotundamente. “Los dientes siempre se van a mover, así una persona tenga 40 años. Lo hacen durante toda la vida, pues el cuerpo va cambiando: cambia el pelo, cambia la piel, cambian los músculos… es un proceso natural”.

Por esta misma razón es indispensable, después de un tratamiento de ortodoncia, el uso de los retenedores y la asistencia juiciosa a los controles programados. De esta manera se mantienen los resultados obtenidos y se lucen derechitos los dientes por un largo tiempo.

Nuestra asesora es testigo del crecimiento en la demanda de tratamientos de ortodoncia por parte de personas adultas, ya que, según ella, “por fin la mayoría logró romper el mito que determinaba que estos procedimientos no se podían practicar en adultos. Ahora son conscientes de lo importante y fácil que es la ortodoncia para poder realizar otro tipo de tratamientos, como rehabilitaciones o implantes,  al reacomodar los dientes.

Cuando es para niños…

Aunque casi todos los problemas dentales se pueden tratar a lo largo de la vida, hay unos muy específicos que para obtener buenos resultados deben hacerse en la niñez, pues se basan en necesidades ortopédicas.

“El tratamiento de ortodoncia se realiza de los 4 a los 12 años, cuando es necesario para corregir las características de la boca belfa (la quijada es muy prominente). Asimismo, los pacientes que tienen la mandíbula hacia atrás, llamada ‘perfil pajarito’, deben ser tratados entre los  8 a los 10 años de edad, para poder corregir totalmente “, explica la doctora Martha Lucía Villegas, ortodoncista.

MITOS Y VERDADES

A pesar de la continua publicidad que observamos alrededor de la ortodoncia, a veces se crean conjeturas sobre este procedimiento que desorientan al paciente en temas como el de la duración, las consecuencias, la calidad de la técnica o los gastos que acarrea. La doctora Martha Lucía Villegas deja en claro qué es verdad y qué, una malinterpretación.

1. El mito del milagro

Existen múltiples ofertas que prometen beneficios inmediatos para la estética facial y la función dental, a muy bajo costo. Incluso, algunas de estos anuncios aseguran que el tratamiento de ortodoncia viene con blanqueamiento dental  como parte del paquete.

La verdad

Las ofertas de precios bajos en tiempo indefinido prolongan el proceso para compensar los costos. Aquellas que prometen rapidez en el tratamiento cumplen solamente con una fase inicial, pero no con lo que realmente necesita el paciente. Como quien dice,  “lo barato sale caro”


2. La mentira del tiempo

“Un tratamiento de ortodoncia siempre dura de 6 a 12 meses”.

La verdad

El tiempo de duración de un tratamiento depende de la complejidad de cada caso. Si no es complicado, puede durar hasta 12 meses; si se trata de un tratamiento convencional (con un nivel de complejidad promedio), dura dos años. Si es más complicado, el tratamiento puede exigir más tiempo.

3. Manchas a cuadros

“Cualquier tratamiento de ortodoncia es nocivo para la higiene oral porque los brackets manchan los dientes, y al retirarlos queda la marca del cuadrito”.

La verdad

Todo depende de usted. “Los dientes –asegura la doctora Villegas- se manchan por no eliminar correctamente la placa bacteriana haciendo un buen cepillado. Es necesario atender las instrucciones que recomienda el ortodoncista, y utilizar los elementos adecuados, entre ellos la seda dental”.

4. Diseño vs Brackets

“Un diseño de sonrisa elimina la necesidad de un tratamiento de ortodoncia”.

La verdad

“Idealmente, el tratamiento de ortodoncia debe ser parte del diseño de sonrisa para que este sea menos invasivo, más duradero y natural, ya que combinará las necesidades de una buena mordida y  el mantenimiento de unos dientes bellos”. En otras palabras, se complementan.

5. Para siempre

“Los resultados de un tratamiento de ortodoncia duran toda la vida”.

La verdad

Nada es para siempre. “El resultado del tratamiento no dura intacto de por vida, debido a las transformaciones del ser humano. Estos cambios se pueden minimizar a través del uso de retenedores, con alguna frecuencia, durante la vida”, explica nuestra asesora.

_______________________

ALTERNATIVAS Y COSTOS


Muchas personas adultas no se atreven a usar brackets por temor a que su apariencia se vea un poco “adolescente”. Sin embargo, a su disposición hay otras alternativas. Si quiere obtener los resultados del tratamiento sin usar el típico aparato metálico, puede elegir unos transparentes, llamados brackets  estéticos.

Otra opción es hacer el tratamiento por dentro de los dientes, pero éste requiere de aparatología y materiales más especializados. Existen también los alineadores estéticos, que son unas placas transparentes que se usan para movimientos menores.

“Mientras un tratamiento normal de ortodoncia puede costar entre tres y cinco millones de pesos, las técnicas nombradas anteriormente cuestan el doble”, puntualiza la doctora Villegas.

_______________________

SEA PACIENTE

Es común que la ortodoncia sea advertida no sólo como un tratamiento muy largo, sino irritante, e incluso doloroso, pues a la larga se trata de colocar un aparato al cual no están acostumbradas la boca ni las encías. Sin embargo, es mejor recordar que este procedimiento mejora la salud oral y la estética facial, y que depende en gran medida del paciente que los resultados hagan valer la pena. Y esto se logra con dedicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s