Mal control de la diabetes provoca la pérdida de la dentadura

 

Guadalajara, Jalisco.

Un mal control de la diabetes incrementa el riesgo de inflamación de las encías (gingivitis) y facilita con ello la pérdida de piezas dentales, promoviendo además el debilitamiento del soporte óseo de las mismas, informaron especialistas en Odontología del Hospital General Regional (HGR) número 110 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

Los especialistas señalaron que un exceso de azúcar circulante en sangre, se traduce en que nueve de cada 10 personas diabéticas tengan pérdida prematura de piezas dentales, esto debido a que dicho excedente incrementa la producción de citocina, sustancia que promueve la inflamación de las encías.

Los médicos indicaron que este tipo de reacciones adversas en la cavidad oral pueden aparecer desde los primeros años de la diabetes y comentó que si a esto se suma que la gente no tiene una cultura muy arraigada de visitar al odontólogo, las repercusiones a nivel de pérdida de piezas tienden a ser mayores.

Señalaron que es una realidad que las personas acuden al dentista especialmente cuando sienten dolor y subrayaron que al solicitar análisis clínicos de los pacientes, cuatro de cada 10 presentan alteraciones en sus niveles de glucosa circulante, es decir, desconocían ser diabéticos hasta ese momento.

En este punto indicaron que otra de las repercusiones de la diabetes se traduce en problemas de la coagulación, de ahí que el abordaje odontológico de estas personas, máxime cuando se trata de alguna extracción, debe ser sumamente cuidadoso.

Antes de intervenirlo, señalaron, se debe buscar que la persona esté controlada en sus niveles de azúcar, además de proporcionarle tratamientos farmacológicos para reducir el riesgo de infecciones debido a que, también por la diabetes, tienden a desarrollarlas más fácilmente.

Asimismo, indicaron, a una persona diabética difícilmente se le pueden colocar implantes fijos, debido a que el daño generalmente ya afectó la estructura ósea donde se asientan los dientes, por lo que se opta por prótesis removibles, que deben ser revisadas por lo menos dos veces al año.

Precisaron que no revisar periódicamente una prótesis removible, puede conducir a que ésta se afloje y que esto conlleve a mayor desgaste óseo en las mandíbulas y a la inflamación de las encías, trayendo consigo una cadena de consecuencias que van desde la mala alimentación hasta la desnutrición y con ello, una pobre calidad de vida de la persona.

Los médicos recomendaron a toda persona procurar un adecuado aseo bucal mediante el cepillado posterior a cada alimento, así como el uso de hilo dental y enjuagues, sin olvidar visitar al odontólogo por lo menos dos veces al año.

 

Por: Cristela Gutiérrez

Fuente: http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n2249634.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s