El Mal Aliento, gastroenterología y estomatólogos del IMSS lo explican.

20120217-094449.jpg

IMSS

Cancún, Quintana Roo.-No cepillarse la boca inmediatamente después de haber ingerido alimentos provoca que los restos de comida se descompongan con el paso del tiempo y, sin que la persona se dé cuenta, se presenta el mal aliento, mejor conocido como halitosis, que según estudios afecta a la mitad de la población en México, aseguraron especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Tan solo durante el 2011 el IMSS en Quintana Roo otorgó más de 65 mil consultas en los diferentes niveles de atención dental.

Especialistas estomatólogos del IMSS, comentan que en las consultas se recomienda a los pacientes, sobre la forma correcta de llevar a cabo una limpieza bucal, ya que tan sólo en la lengua se acumula gran parte de los microorganismos que generan el mal aliento.

También en los consultorios de PREVENIMSS de las unidades de medicina familiar desde temprana edad se les enseña la técnica de cepillado y la importancia de la higiene bucal, a fin de evitar enfermedades.

De igual manera, exhortan a la población a quitarse ese temor de acudir al dentista y asistir a revisión dental cada seis meses, como mínimo, para detectar cualquier anomalía antes de que se generen complicaciones, y también efectuar una valoración, debido a que la reincidencia de esta afección aumenta si, recurrentemente, se olvidan realizar los hábitos de limpieza.

Gastroenterólogos del IMSS, mencionan que el mal aliento no es exclusivamente por la falta de higiene bucal, sino que puede ser provocado por otros factores que llegan a ocasionarla, como son las enfermedades sistémicas gastrointestinales; pueden ser los divertículos esofágicos (bolsas) de Zenker, en las que se puede quedar atorada la comida por horas o días y causar el mal aliento.

Otra puede ser el reflujo, la diabetes, la anorexia, las fallas hepáticas o aquellas personas que realizan dietas, pueden llegar a presentar este problema. De igual forma, en los adultos mayores debido a la baja producción de saliva (xerostomía).

Es por esto que los especialistas del IMSS recomiendan que, además de realizar un cepillado correcto después de cada alimento, es importante llevar una dieta balanceada, y evitar ciertos alimentos que ocasionan que el mal aliento se presente con mayor frecuencia, como la cebolla, el ajo, el café y hasta el cigarro.

No obstante, es importante que las personas asistan al dentista cada seis meses como mínimo, tanto niños como adultos, para evitar el mal aliento que, definitivamente, no es del agrado de ninguna persona, que ante cualquier síntoma acudir de inmediato con su médico familiar para una revisión adecuada y evitar alguna complicación en lo futuro.

FUENTE: http://www.clicnoticias.mx/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s