Falsas propiedades de los alimentos.

20120523-082551.jpg

1-. El agua y el riesgo de deshidratación: El agua hidrata. No hay duda, pero se quería utilizar su capacidad de hidratación para asegurar que el consumo de cantidades significativas podía reducir el riesgo de desarrollar otras enfermedades relacionadas. La Agencia advierte que un aumento excesivo también puede ser dañino.

2-. El café protege el ADN y reduce la glucosa: La industria pretendía vender las propiedades antioxidantes del café y su capacidad para proteger los tejidos de la oxidación y el ADN, además de mantener en equilibrio los niveles de glucosa. Los técnicos europeos afirman que no hay suficiente evidencia científica que sostenga ninguna de estas afirmaciones. Sí aprueba que la cafeína pueda aumentar la resistencia ante el ejercicio.

3-. Los bífidos y su efecto intestinal: La Agencia Europea dice que no hay pruebas que demuestren que haya una relación entre el consumo de bifidobacterias y la regulación intestinal. No favorece la motilidad intestinal.

4-. La soja no reduce los niveles de colesterol: Las bebidas con soja, presentes en cada vez más productos, no podrán argumentar beneficios cardiovasculares por reducir los niveles de colesterol. Tampoco ayudan a reducir los síntomas de la menopausia, ni mantienen la mineralización ósea de las mujeres ni hay estudios que demuestren que proteja el ADN y los tejidos de la oxidación.

5-. Las chocolatinas con las que se crece: Los técnicos europeos no han dado por bueno el supuesto efecto sobre el crecimiento infantil en las barras de chocolate Kinder. La marca Ferrero, dueña de Kinder, se anticipó al dictamen europeo y retiró de su campaña publicitaria que su chocolate «ayudara a crecer a los niños». No hay estudios científicos que soporten esta afirmación, se justifica la agencia europea.

6-. Los edulcorantes sí evitan las caries: Los chicles sin azúcar y con «xylitol» o sorbitol sí podrán seguir vendiéndose como una ayuda para evitar la caries. La falta de glucosa y la saliva que se genera al masticar el chicle disminuye las bacterias que están en la boca y que causan caries. Se considera probado que pueden disminuir la placa bacteriana, un factor de riesgo en la caries, si se mastica después de cada comida.

Fuente: ABC.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s